El Gateo VS El Lenguaje

El Gateo VS El Lenguaje

Fuente: http://www.estademama.com

El gateo es un proceso vital en el desarrollo global del bebé. Gracias a ello, los niños pueden desarrollar ciertas habilidades como el equilibrio, la orientación espacial, las funciones motoras, se estimulan los sentidos (sobre todo la vista y el tacto), se determina la lateralidad (diestro o zurdo), les permite explorar desde una posición distinta, crear anticuerpos e interactuar independientemente con otras personas y objetos.

Gracias al gateo se van creando rutas de información neurológicas entre los dos hemisferios (derecho e izquierdo), que permiten la estimulación de varias funciones cognitivas, que están relacionadas íntimamente con el desarrollo del lenguaje y posteriormente con la lectura y la escritura. Cuando el gateo es coordinado y bien realizado, la capacidad respiratoria del bebé aumenta, lo cual favorece la oxigenación del cerebro y facilita la coordinación fono – respiratoria para cuando se inicie el balbuceo y posteriormente, el habla.

¿Te has dado cuenta que en ocasiones ponemos barreras que impiden o hacen difícil que nuestro bebé gatee? Hoy en día, muchas madres y padres temen dejar a sus hijos en el suelo, por miedo a que se enfermen; otros simplemente no les gusta que el bebé se ensucie; a otros les gusta ser amorosos y les encanta mantener a su bebé cargado o en un canguro pegadito a uno; otros piensan que pueden hacerse daño con algún objeto; otros tienen miles de adornos en la casa y les da terror que alguno lo rompa el bebé… Muchos casos pueden verse a diario en los cuales evitamos involuntariamente que nuestro bebé gatee y por eso es que vemos tantos niños que de estar sentados, pasan a pararse y caminar directamente, omitiendo el gateo.

 ¿Qué puedes hacer? Primero que nada, deja a tu hijo en el suelo todo lo que puedas. Cuando favoreces que tu hijo gatee, favoreces también el desarrollo de su inteligencia, de su sociabilidad, de su lenguaje y de su motricidad. Cierra todas las puertas de los espacios donde consideres que pueda haber objetos peligrosos; por ejemplo, el baño, la cocina, el balcón… Colócale un sello plástico a todos los tomacorrientes y amarra los cables eléctricos sueltos o que cuelguen, para que el niño no juegue con ellos; guarda o aleja del alcance del bebé todos los adornos de vidrio, porta retratos, platos, vasos, cubiertos, tijeras, lápices, botellas, etc; y por último, mantén el suelo de la casa limpio, procura barrer al menos todos los días, ya que, en los zapatos se acumulan todas las bacterias del mundo de la calle y diariamente las pisamos y las llevamos a nuestras casas y ¿Sabes qué es lo primero que se llevan a la boca los bebés? ¡Sus manitos!

En muchos casos, si no hay un gateo completo y armónico se ha visto que el desarrollo del lenguaje se retrasa y en ocasiones puede observarse niños con dificultades en la lectura o escritura. Por eso, fomenta que tu hijo experimente en el suelo y ayúdale a gatear de manera completa, apoyando sus manos y sus piernas de manera firme, evitando que únicamente se arrastre. Esto le estimulará muchísimas habilidades que en un futuro le servirán para desarrollarse de mejor manera y evitar posibles conflictos.

T.L. Gabriela Velasco

Terapeuta de Lenguaje y Audiólogo Ocupacional

Correo: gvelasco.fonoaudiologia@gmail.com

Instagram: @terapiadelenguaje

Twitter: @Audilen_

Fuente: http://www.estademama.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s